Proceso de creación de empresas


Creacion de empresas

¿Estás listo para empezar tu propio negocio? cada año, millones de personas responden "Sí" a esa pregunta y cada año esa respuesta les cuesta dinero, tiempo, confianza y angustia a muchas de ellas. La Administración de Pequeños Negocios (The Small Business Administration SBA) de Estados Unidos estima que hay 580,900 nuevas pequeñas empresas que se abren cada año y ese número no incluye las pequeñas empresas unipersonales que aparecen todos los días. Sin embargo, incluso si usted es el único empleado de su empresa, todavía hay algo que aprender de los números de la SBA.

Según la SBA, dos tercios de las nuevas empresas sobreviven al menos dos años y el 44% sobrevive al menos cuatro años. Dos de los factores clave en la supervivencia de las empresas y la capacidad de prosperar son el nivel de educación del propietario y la razón del propietario para iniciar la empresa en primer lugar.

Como saber si tu negocio sobrevivirá a su creación

¿Cómo puedes asegurarte de estar entre los ganadores en lugar de los perdedores en este juego de altas apuestas? La respuesta está dentro de ti. Debes hacerte cuatro preguntas clave para determinar si tu pequeña empresa sobrevivirá y prosperará.

1. ¿Estas listo?

¿Te has preparado mentalmente para el cambio de empleado (o estudiante o cualquier etiqueta que te quede) a jefe? Serás el que tome decisiones ahora sobre todo, desde productos de oficina hasta línea de productos. Este control total es una de las fuerzas impulsoras detrás de muchas personas que se lanzan a emprender su propio negocio, pero también es uno de los elementos que vuelven locos a los nuevos empresarios. Cuando empiezas, hay una lista interminable de decisiones que deben tomarse y surgen nuevas preguntas cada día.

Aún más importante, deberás recordar que en una pequeña empresa asumirás muchos roles. Incluso si logras comenzar con uno o más empleados, cada uno desempeñará más de un rol en tu nuevo negocio. Y si estás un emprendimiento solitario, entonces haces todas las funciones, desde empleado de archivo a equipo de mantenimiento, de vendedor a director general. ¿Puedes manejar el cambio de una tarea a otra y de un rol a otro? ¿Estás dispuesto a hacer esas labores?

Del mismo modo, ¿has preparado a tu familia y amigos para este cambio de actitud? Tu vida va a cambiar, probablemente de manera drástica, y ese cambio puede tener un impacto positivo o negativo en tu vida familiar e interacciones sociales. Se facilitarán las cosas mucho más si tus amigos y familiares te apoyan en el proceso.

2. ¿Dónde está tu nicho?

¿Ya has identificado tu nicho? Una de las razones por las que muchas empresas fracasan es que no se enfocan en un público objetivo. Sí, tienes una tienda dedicada a ofrecer descuentos, entonces puedes vender todo, desde limones hasta papel tapiz, pero este tipo de negocio requiere grandes recursos que simplemente no están disponibles para la pequeña empresa. Pero las pequeñas empresas dominan el mercado (generando más del 50% del producto interno bruto privado el año pasado) al encontrar un enfoque diferente: un nicho.

Conocer tu nicho significa que puede encontrar, apuntar y mantener a tus clientes, así como proporcionar los mejores productos y servicios posibles a esa base de clientes. Ese enfoque es una de tus mejores oportunidades no solo para sobrevivir sino también para prosperar en un mercado muy competitivo.

3. ¿Cuál es tu plan de acción?

Otro factor clave en la supervivencia y el éxito final de tu negocio es cuánta planificación hace antes de abrir tus puertas electrónicas o físicas. Debes decidir si su negocio se basará en Internet o incluirá modelos más tradicionales. ¿Trabajarás a tiempo completo o parcial en tu nuevo negocio? ¿Vas a contratar ayuda o iras solo? ¿Has escrito (o al menos esbozado) tu plan de negocios? Soñar, pensar y planificar puede ahorrarte muchos problemas a hacerlo, cuando las cosas están agitadas y surgen problemas. La planificación también puede ayudarte a mantenerte enfocado y a equilibrar tus gastos y tiempo.

4. ¿A quién vas a llamar?

En algún momento, sin importar cuánta experiencia tenga una persona de negocios, necesitará ayuda. Necesitarás asistencia, consejos, herramientas o información, o todo lo anterior. Uno de los aspectos más hermosos y más aterradores del crecimiento es que puede llevarte a lugares que nunca imaginaste. No importa cuánta planificación y experiencia traigas a tu nuevo cargo como CEO, surgirá lo inesperado. ¿Cómo vas a hacer frente a esto? Es importante reconocer que ningún negocio es una isla. No se trata de no buscar ayuda. La falla es cuando tu negocio se apaga porque no recibiste la ayuda que necesitabas. Por ejemplo la asesoría para registrar tu negocio de asesores especializados como el Estudio Vignoli Laffitte.

La mejor manera de obtener ayuda oportuna es trabajar en tu sistema de soporte mientras trabajas en el desarrollo de tu negocio. De esa manera, ya tendrá una lista lista de recursos disponibles que podrás aprovechar rápidamente cuando lleguen las emergencias. En el mundo de hoy, hay muchos recursos maravillosos disponibles para ti, sin importar cuál sea su modelo de negocio. Éstos incluyen:

  • Publicaciones (boletines, revistas, libros)
  • Personas (asesores profesionales, mentores, profesores, consultores)
  • Redes (organizaciones y foros en tu nicho, así como negocios y marketing en general)
  • Educación y capacitación (tutoriales, cursos y seminarios)

Una vez que hayas respondido estas cuatro preguntas clave, ahora estás listo para hacerte esa gran pregunta: ¿estás listo para comenzar tu propio negocio?




QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue
Proceso de creación de empresas Proceso de creación de empresas Reviewed by Leer para Crecer on 12:30:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.